Los peores debut de personajes en WWE

Cuando WWE lo hace bien, esto se transforma en magia. Uno sólo tiene que mirar a NXT en los últimos años para ver el tipo de debuts que fueron realmente impresionantes para conocer y sentir una emoción que actualmente tristemente falta en la era de las arenas vacías.

Para muestras muchas, el tema “Glorious” de Bobby Roode tenía ese Factor que TNA había trabajado para fabricar durante años, que en el roster principal muriera miserablemente por mala escritura es un tema diferente. En TakeOver: Dallas el debut de Shinsuke Nakamura fue quizás el debut de WWE perfeccionado, misma historia, pesima escritura de los encargados del roster principal.

Hay lamentablemente más catástrofes por recordar, pero hay algo peor que perecer en el roster principal, perecer desde el primer momento en que te presentan, un esfuerzo inicial tan mediocre, que muchos terminan siendo olvidados.

Lex Luger – WBF Bodystar

En un movimiento que finalmente difundió su eventual llegada un año más tarde, el viaje de Lex Luger de WCW en 1992 hasta WWE lo trajo como un miembro de la nueva y maravillosa creación de Vince McMahon, la federación mundial de culturismo, si, otra idea de empresa de McMahon que fue un fracaso.

Lex debutó informalmente a través de la promoción en TV para WrestleMania VIII, pero aún tenía una clausula de no competencia. Para el momento en que estaba médicamente autorizado a aparecer de nuevo. El tiempo de inactividad entre su salida WCW y… lo que fuera exactamente su carrera en esta cosa de la WBF, empeoro porque sufrió lesiones significativas por un accidente de motocicleta.

En plena condición física en enero de 1993, renació como ‘El narcisista’ con la placa de metal utilizada para reparar su lastimado brazo en el antes citado accidente en motocicleta.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *